• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Виступ Посла України в Аргентині Юрія Дюдіна на науковій конференції: «30 років після Чорнобильської трагедії»
Опубліковано 30 квітня 2016 року о 22:42

Tragedia de Chornóbyl: historia y actualidad

(Buenos Aires, el 30 de abril de 2016)

¡Estimados señores y señoras, colegas del cuerpo diplomático, Dr. Pedro Lylyk, mis compañeros de mesa – Ing. Svarka, Dr. Chudyk, Dra. Abudara, miembros de asociaciones de la colectividad ucraniana, amigos y amigas!

Hace cuatro días en todo el mundo se conmemoró el trigésimo aniversario de la tragedia de Chornóbyl. Por lo tanto, hoy nos reunimos en esta sala para analizar esta catástrofe nuclear que fue la mayor en la historia del mundo por la magnitud de la contaminación ecológica, la repercusión negativa sobre la salud, las condiciones económicas y la vida cotidiana de la población.

Voy a recordar, pues, en algunos minutos, la información general sobre el accidente antes de que pasemos a discutir los aspectos científicos y las implicaciones del mismo.

La catástrofe inició con una explosión ocurrida después de la 1 de la madrugada del 26 de abril de 1986, en el cuarto reactor de la central nuclear de Chornóbyl, situada a unos 120 kilómetros de la capital de Ucrania – ciudad de Kyiv, muy cerca de la frontera con Belarús. El accidente ocurrió debido a la coincidencia de varios factores. Además del hecho de que el reactor no poseía un sistema de seguridad actualizado, tenía un bajo nivel de automatización. Aquella noche había un experimento en marcha, que debería testar la gama inercial de la unidad turbo-generadora. El sobrecalentamiento del combustible causó la destrucción de la superficie del generador.

A las 1:24 de la madrugada (entre 40 y 60 segundos después del comienzo del experimento) se produjeron dos grandes explosiones. Según algunos expertos, hubo un fallo en el proceso que pone en marcha el sistema automático de seguridad por tan solo dos segundos. Esto debería haber frenado el sobrecalentamiento del turbo-generador. El vapor liberado por la primera explosión destruyó el techo de hormigón del reactor, que pesaba 1200 toneladas. La segunda explosión tuvo lugar apenas entre dos y cinco segundos después de la primera. En el reactor entró el aire del exterior e hizo que el vapor de agua se mezclara con el grafito fundido. Según los testigos, la primera explosión tuvo un brillo rojo y la otra, azul celeste, después de la que se pudo observar la nube de hongo atómico encima de la central nuclear.

Desde un reactor roto y sobrecalentado de la cuarta unidad comenzó a evadirse la radiación que provocó una inmediata y masiva contaminación de las áreas, tanto cercanas como lejanas. Se estima que la cantidad de material radiactivo liberado fue 400 veces superior al de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

La nube radioactiva atravesó la parte europea de la ex Unión Soviética, la mayor parte de Europa hasta Escandinavia y llegó hasta la parte oriental de los EEUU. Un 60 por ciento de las sustancias radioactivas se precipitaron en el territorio de la vecina República de Belarús que fue la primera en sentir el efecto de la radiación.

La contaminación radiactiva se difundió principalmente a la ciudad cercana de Pripyat. Dicha ciudad fue construida para los trabajadores de la planta nuclear a sólo tres kilómetros de la misma. Durante todo el día siguiente al accidente, las autoridades oficiales no advertían a los 50 mil habitantes de dicha ciudad sobre la amenaza de contaminación radiactiva. El accidente hizo que el nivel de radiación excediera los niveles naturales en miles de veces. La evacuación de Pripyat tuvo lugar un día después – en la tarde del 27 de abril de 1986. A los habitantes se les permitió llevar apenas las cosas imprescindibles, así como se les dijo que supuestamente iban a regresar en dos o tres días, cosa que nunca ocurrió.

Para evacuar a los habitantes de Pripyat fueron enviados medios de transporte de otras partes del país. La cola de autobuses se arrastraba por 25 kilómetros. Lo único que los habitantes en ningún caso podían llevarse de sus hogares fueron los animales domésticos porque su piel podría contener el polvo radiactivo. Unidades especiales fueron establecidas para su extinción con el fin de impedir que contaminaran el entorno. En menos de tres horas, la ciudad estaba vacía. Y se quedará así para siempre.

En los primeros días, a raíz del incendio, murieron 37 personas. Durante varios días y sin ningún tipo de traje protector, miles de liquidadores, miembros de las fuerzas armadas y voluntarios que participaron de esa tarea, trabajaron para apagar el incendio. Además, alrededor de 800.000 liquidadores colaboraron también en la construcción del llamado “sarcófago” – estructura gigante de hormigón que debía “sellar” el reactor destruido del medio ambiente.

En consecuencia de esta catástrofe quedaron irradiados más de 145 mil kilómetros cuadrados de los territorios de Ucrania, Belarús y Rusia, el número de damnificados asciende a 5 millones de personas, los nucleidos radiactivos contaminaron más de cinco mil ciudades, aldeas y villas, de las cuales más de 2200 con la población de 2,4 millones de personas están en el territorio de Ucrania.

El accidente de Chornóbyl trascendió las fronteras geográficas de Ucrania e hizo necesaria la participación de todo el mundo en la superación de sus consecuencias.

Así, en septiembre de 1990 fue firmado el Acuerdo entre el Gobierno de la República Socialista Soviética de Ucrania y la Agencia Internacional de Energía Atómica relativo a la investigación de las consecuencias del accidente de Chornóbyl. Dicho Acuerdo dio inicio a la cooperación internacional dedicada al tema de Chornóbyl. Más tarde la asistencia internacional se proporcionaba en tres formas: humanitaria, técnica y financiera.

La ayuda humanitaria consistía en equipos médicos, medicamentos, saneamiento de los niños víctimas de la Catástrofe, investigación de las consecuencias médicas y medioambientales. Esa ayuda fue brindada tanto por organismos internacionales (entre ellos la Comisión Europea, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la UNESCO), como por varios países: Estados Unidos, Gran Bretaña, Japón, Alemania, Francia, España, entre muchos otros. En muchos países europeos las familias durante varios años invitaban a los niños víctimas de la Catástrofe para veranear y mejorar su salud.

La prestación de la asistencia técnica y financiera se intensificó después de que el Gobierno de Ucrania y los gobiernos de los países del G-7 firmaran en 1995 en Ottawa (Canadá) el Memorando de entendimiento acerca de la clausura de la Central de Chornóbyl. Este documento fijó los principios de la cooperación entre Ucrania y el G-7 destinada a la búsqueda, la movilización y la recolección de los recursos financieros necesarios para cerrar la central.

Las principales tareas, que siguen siendo de actualidad, son la desactivación completa de la central atómica de Chornóbyl y la transformación del sarcófago protector "Refugio" en una obra ecológicamente segura. El sarcófago original fue construido entre abril y octubre de 1986 y estaba previsto para durar 30 años. En las condiciones extraordinarias inmediatamente después de las explosiones, nadie sabía qué había que construir y cómo hacerlo. Entonces la humanidad no tuvo ninguna experiencia en la protección contra este tipo de amenazas.

El nuevo “Refugio” que será una obra de ingeniería civil sin par en el mundo, proyectada y ejecutada por varias empresas francesas, deberá ser concluido, según el cronograma actual, a finales de 2017 y está calculado para durar 100 años.

El 15 de diciembre de 2000, Ucrania, cumpliendo con sus compromisos bajo el Memorando de Ottawa, hizo un importante paso hacia la desactivación completa de la central nuclear. Los tres reactores de Chornóbyl que no habían sido damnificados por el accidente, fueron parados antes de que expirara el plazo proyectado de su vida útil.

En 1997, conforme al Memorando de Ottawa, en el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) fue creado el Fondo de Chornóbyl "Refugio". Dicho fondo está destinado a la acumulación y la administración de las contribuciones de los donantes – 25 países en total.

El pasado 25 de abril, en Kyiv se celebró la Conferencia internacional de los Donantes para reunir fondos adicionales con el objetivo de construir el depósito para el combustible nuclear utilizado. Más de 20 países participaron en el evento, en particular los países del G-7, así como la Comisión Europea y el BERD. Como resultado de esta Conferencia, el mundo ha confirmado una vez más su solidaridad con Ucrania. Los participantes tomaron una decisión sobre las contribuciones adicionales a la ejecución de los proyectos de Chornóbyl por un total de 87,5 millones de euros

Para finalizar mi parte en la conferencia quería decirles que Chornóbyl para Ucrania no es apenas una tragedia nacional. Es una gran responsabilidad. Ucrania sufrió en su propia experiencia todos los horrores de una catástrofe nuclear. Por eso tenemos que hacer todo lo posible para unir los esfuerzos de los países del mundo con el fin de elaborar una estrategia común del uso seguro de la energía atómica. La experiencia muy positiva de la colaboración internacional en el caso de Chornóbyl nos da esperanza de que este paradigma nuevo esté basado en los principios de la responsabilidad común, la solidaridad, la transparencia y la unión de los esfuerzos entre todos los países del mundo. Sólo así podremos evitar que las tragedias semejantes a Chornóbyl se repitan en el futuro.

Ahora les propongo ver un corto documental, de 15 minutos, que relata en castellano la historia y las causas del accidente, así como muestra la lucha y las secuelas que nos dejó Chornobyl.

¡Muchas gracias!

,

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux