• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Виступ Посла України в Аргентині Юрія Дюдіна на конференції «Україна – це Європа» (10.05.2019, 45-й Міжнародний книжковий ярмарок м. Буенос-Айрес), ісп. мовою
Опубліковано 17 травня 2019 року о 22:11

LA VOCACIÓN EUROPEA DE UCRANIA: HISTORIA Y ACTUALIDAD (Discurso de S.E. D. Yurii Diudin, Embajador de Ucrania, en la Conferencia “Ucrania es Europa” en el marco de la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, 10/05/2019)

Es bien simbólico que estamos realizando nuestra Conferencia “Ucrania es Europa” hoy, un día después de que, junto con nuestros amigos de la Unión Europea, celebramos ayer el Día de Europa, que es la fiesta común para todos los europeos.

Me gustaría en esta Conferencia tratar de explicar un poco sobre la vocación europea de Ucrania y del Pueblo Ucraniano, a través de los siglos de nuestra historia y los acontecimientos recientes, de hace apenas 5 años, que volvieron a reafirmar esta vocación.

Empezaría por la geografía. Como todos saben, Ucrania está situada en la parte Oriental del continente europeo y por lo tanto pertenece al grupo de los países de la Europa del Este. Lo que no todo el mundo conoce es que el centro geográfico del continente, según cálculos de especialistas internacionales, se encuentra en el Oeste de Ucrania, en los montes Cárpatos que compartimos con nuestros vecinos y miembros de la Unión Europea – República Eslovaca, Hungría y Rumania. En total, Ucrania tiene frontera común con 4 países de la Unión (los 3 mencionados más Polonia).

Por su extensión territorial – 603 mil km2 Ucrania es el país más grande de todos los que se encuentran totalmente dentro de Europa, si no contamos a Rusia que es un país euro-asiático.

Ahora un breve repaso de historia. La capital ucraniana – ciudad de Kyiv – fue fundada, según las crónicas, a finales del siglo V d.C. Ya en los siglos X y XI, o sea hace mil años, como capital del primer estado de los eslavos orientales en la historia – Kyivska Rus o la Rus de Kyiv – se convirtió en una de las principales capitales europeas (p.ej. dos veces más grande que Londres o 3 veces más tarde que París en la misma época).

Gracias a los lazos matrimoniales del gobernante más famoso de aquellos tiempos – el Gran Príncipe de Kyiv Yaroslav el Sabio – aquel estado estaba conectado prácticamente con todas las monarquías europeas pues los hijos y las hijas de Yaroslav estaban casadas con reyes y reinas del Bizancio, Francia, Hungría, Noruega, Polonia, Inglaterra y otros países de entonces.

En todas las épocas para el comercio en Europa tenía una importancia primordial el famoso camino “de los Varegos a los griegos” que pasaba desde Escandinavia hasta Grecia por el principal río que atraviesa Ucrania – el Dnipró.

En la Edad Media el territorio de Ucrania estaba dividido entre varias potencias europeas, como el Gran Ducado Lituano, el Estado Polaco-Lituano y más tarde el Imperio Ruso y el Imperio Austro-Húngaro.

En el siglo XX, la República Popular Ucraniana que existió pocos años, entre 1917 y 1921, también se proclamaba como un estado soberano europeo.

Pasemos a la historia más reciente. Después de la caída de la Unión Soviética y la obtención de la independencia nacional en agosto de 1991, Ucrania declaró su intención de desarrollarse en la dirección europea. El 2 de julio de 1993 la Verjovna Rada (parlamento de Ucrania) aprobó la Resolución “Sobre las directrices principales de la política exterior de Ucrania” donde decía explícitamente que “el objetivo de perspectiva de la política exterior de Ucrania es la adhesión a las Comunidades europeas…”. Ya en junio de 1994 fue firmado el Acuerdo de Partenariado y Cooperación entre Ucrania y la UE que entró en vigor en 1998.

Más adelante, el rumbo estratégico de Ucrania hacia la integración con la UE fue confirmado con la Estrategia de la Integración de Ucrania en la UE, aprobada por el Decreto del Presidente de Ucrania el 11 de junio de 1998, y el Programa de la integración de Ucrania en la Unión Europea, aprobada el 14 de septiembre de 2000. En particular, en la mencionada Estrategia, la adhesión de Ucrania a la Unión Europea en calidad de miembro de pleno derecho, fue definida como el objetivo estratégico de la integración europea de Ucrania.

Las negociaciones sobre la firma del Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE se desarrollaron entre 2009 y 2012 cuando el documento estaba preparado por los equipos negociadores y listo para la firma por las dos partes. La firma estaba prevista en la cumbre de la Unión Europea en Vilnius en noviembre de 2013.

Allí sucedió el hecho que dio inicio a los acontecmientos de Euromaidán que llamamos “la Revolución de la dignidad”, cuando en el último momento el ex-Presidente Viktor Yanukovych, cediendo a la presión y el chantaje de Moscú, se negó a firmar el documento.

El pueblo salió a la Plaza principal de Kyiv – Plaza de Independencia o Maidán, en defensa de los ideales europeos, contra la política euro-asiática que conducía el gobierno de Moscú, por eso el nombre Euromaidán.

Los acontecimientos posteriores son conocidos por todo el mundo – tres meses de manifestaciones masivas en las calles y plazas con temperaturas negativas del invierno, el fusilamiento de los manifestantes indefensos el 20 de febrero de 2014, la caída del régimen criminal y la fuga del ex-presidente a Rusia, el gobierno interino encabezado por el Presidente del Parlamento, inicio de la agresión militar rusa y la anexión ilegal e ilegítima de Crimea en marzo de 2014.

Desde hace 5 años que estamos defendiendo nuestra soberanía e integridad territorial contra un enemigo mucho más poderoso. Y quiero destacar que es por la primera vez que un país no comunitario (¡todavía no comunitario!) tiene que luchar por defender los ideales democráticos europeos. Esta guerra innecesaria para Ucrania e impuesta desde afuera ya costó a nuestro país 13 mil muertos, decenas de miles de heridos, más de 1,8 millones de personas desplazadas que tuvieron que abandonar sus hogares en el Este de Ucrania y escapar de la guerra a otras regiones del país.

Después de la instauración del gobierno democrático y pro-europeo Ucrania aceleró su aproximación con la Europa comunitaria y llegó a firmar el Acuerdo de Asociación con la Unión Europea – primero la parte política en marzo de 2014, y luego, después de la elección del nuevo Presidente Petró Poroshenko en mayo de 2014, la parte económica (el 27 de junio de 2014). La ratificación simultánea del documento por el Parlamento de Ucrania y el Parlamento Europeo tuvo lugar de manera sincronizada el 16 de septiembre de 2014. Se empezó la implementación provisional del Acuerdo. Entre 2014 y 2017 los parlamentos de los 28 países-miembros de la Unión ratificaron el Acuerdo que entró en vigor en su totalidad en septiembre de 2017.

Sólo algunos números para ilustrar los resultados concretos de este Acuerdo.

  • Se ha creado una zona de libre comercio profunda y completa, con un 95% de mercancías que entran en los mercados de Ucrania y de Europa sin aranceles.
  • La Unión Europea como bloque se ha convertido en el principal socio comercial de Ucrania – en los últimos 2 años el intercambio comercial aumentó 45%, o en 12,2 mil millones de euros, llegando a casi 40 mil millones de euros. Entre los países de la UE, los socios más importantes son Alemania, Polonia, Italia, Hungría y Eslovaquia.
  • Desde junio de 2017 tenemos el régimen mutuo de viajes sin visas, o sea los ucranianos pueden entrar al territorio de 30 países europeos (Zona Schengen y otros, con excepción de Gran Bretaña e Irlanda) sin visados (ya aprovecharon de este régimen cerca de 2 millones de ucranianos).
  • Bruselas está apoyando a Ucrania en la conducción de negociaciones con Rusia sobre el tránsito de gas por los gasoductos ucranianos a Europa.
  • Hay muchos programas de apoyo sectoriales en diferentes áreas, como tecnología e innovaciones, sector bancario y financiero, movilidad humana, foros de negocios, contactos juveniles, solo para nombrar unos cuantos.
  • Y, por supuesto, estamos muy agradecidos a la UE por su apoyo firme y constante no sólo de las reformas en Ucrania, sino también de la independencia, soberanía estatal e integridad territorial de Ucrania, por su firme posición de no reconocimiento de la tentativa de anexión de Crimea y la condena de la agresión rusa en el Donbás. Este apoyo se traduce por la votación a favor de resoluciones pro-ucranianas en organismos internacionales y por las sanciones aplicadas contra el país agresor.

Finalmente, el 7 de febrero del año 2019 el Parlamento Ucraniano votó con la mayoría constitucional (334 votos) a favor de fijar en la Constitución Nacional el rumbo hacia la integración en la UE y la OTAN. Después de la firma del Presidente Poroshenko esa norma pasó a formar parte de la Ley Fundamental de Ucrania.

Como saben, hace menos de tres semanas tuvo lugar la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Ucrania, de la que salió ganador Volodymyr Zelensky. La asunción del nuevo Presidente tendrá lugar hasta el final de este mes. Pero hay que tener en cuenta que, siendo Ucrania una república de tipo parlamentario-presidencialista, o sea que la mayoría parlamentaria es la que propone el Primer Ministro y los miembros de su gobierno, los poderes y atribuciones del Presidente son bastante limitados. Entre esos poderes está la política exterior, de manera que el Presidente propone la candidatura de Canciller para la aprobación del Parlamento.

Pero una cosa es clara – ningún presidente podrá cambiar o alterar el rumbo de la política exterior sin reformar la Constitución con apoyo de dos tercios de los diputados, o sea, como mínimo 300 votos, cosa que es muy poco probable. Además, el propio presidente electo en reiteradas ocasiones ha declarado su intención de seguir con la política de su antecesor en lo que toca a las prioridades de la política exterior, en primer lugar, la integración europea y euroatlántica.

Dicho esto, vuelvo a enfatizar: el rumbo de Ucrania está trazado, hay un amplio consenso de la población y de la clase gobernante cuanto al futuro de nuestro país que vemos en la familia de países democráticos europeos. Según los sondeos de la opinión pública, la integración de Ucrania a la Unión Europea es apoyada por más de 60% de los habitantes de Ucrania.

Y eso solo significa una cosa – tenemos que avanzar por el camino definido, haciendo nuestra “tarea de casa”, en primer lugar, finalizando las profundas reformas internas iniciadas en los años pasados, aproximando la legislación ucraniana a la europea en todos los dominios, acercando nuestro país al cumplimiento de los criterios de Copenhague, para que, cuando estemos listos, podríamos hablar sobre un eventual ingreso de Ucrania en la Unión Europea.

Para finalizar, quiero compartir con Uds. dos citas. La primera es del año pasado y pertenece a la Alta representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Federica Mogherini quien dijo “En los últimos cuatro años Ucrania logró alcanzar más progreso en implementación de reformas que en los primeros 24 años de su independencia”.

Y la cita más reciente es del actual Primer Ministro de Ucrania Volodýmyr Groysman, pronunciada hace tres días en una reunión en Kyiv con el Comisario de la UE para la Política Europea de Vecindad y Negociaciones de Ampliación, Johannes Hahn: "La integración europea y la implementación intensiva del Acuerdo de Asociación son la prioridad número uno para nosotros, en términos del componente político y económico".

¡Muchas gracias por su atención!

 

,

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux