• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Виступ Посла України в Аргентині Ю.Дюдіна на відкритті кінопоказу "Гірких жнив" в кінотеатрі "Космос" Університету Буенос-Айреса (мовою оригіналу)
Опубліковано 30 листопада 2017 року о 20:06

Estimado Señor Gabriel Guralnik, director del Cine “Cosmos”,

Estimados colegas del Cuerpo Diplomático,

Queridos amigos de la comunidad ucraniana,

Damas y Caballeros,

En primer lugar, quiero expresar mi sincero agradecimiento a la Dirección del Cine “Cosmos” y a la UBA, así como a la Asociación Ucraniana “Renacimiento”, por su valioso apoyo en la organización de la sesión especial de hoy.

Nos hemos reunido hoy aquí por dos motivos principales: el motivo histórico – para recordar la tragedia del Holodomor de los años 1932-1933 en Ucrania y honrar la memoria de millones de sus víctimas inocentes; y el motivo cultural – para ver una película de ficción, basada en los hechos reales ocurridos en aquel período trágico de la historia de nuestro país.

Los hechos reales que obligaron a muchos de los ucranianos a dejar su Madre Patria en búsqueda de una vida mejor en el exterior o simplemente en busca de sobrevivencia. Creo que una buena parte de representantes de la colectividad ucraniana en la Argentina, entre los cuales también muchos de los presentes en esta sala, conocen de sus padres y abuelos, esta página de la historia ucraniana y nos pueden contarla mucho mejor que yo.

Y fue la comunidad ucraniana en el exterior – principalmente, en Canadá y los EEUU, pero también en la Argentina – la que empezó a decir en voz alta al mundo sobre la tragedia del Holodomor – la Gran Hambruna – en la década de 1980, todavía en los tiempos, cuando la URSS silenciaba y ocultaba de todas maneras este crimen contra la humanidad y sus nefastas consecuencias demográficas para Ucrania.

Hasta nuestros días Canadá, que concentra la mayor comunidad ucraniana fuera de Ucrania, de cerca de 1,5 millón de personas, sigue siendo uno de los centros más importantes de investigación del Holodomor – en ese país fueron publicados muchos estudios científicos, filmados los primeros documentales con testimonios de los emigrantes sobrevivientes de la Hambruna, y ahora apareció la primera película de argumento, producida fuera de Ucrania, que nos cuenta sobre los acontecimientos del Holodomor.

Aprovechando la ocasión de la presencia en esta sala del Consejero político de la Embajada de Canadá, Sr. Patrice Laquerre, en nombre de mi Gobierno quiero expresar nuestro sincero agradecimiento por el apoyo consistente del Gobierno canadiense prestado a Ucrania en todas las áreas de la cooperación bilateral y multilateral – de la política y defensa de nuestra soberanía e integridad territorial, hasta la cultura, como lo podemos ver ahora.

La cultura y el arte en el mundo contemporáneo se han convertido en un medio de comunicación muy importante. Por eso, este año nuestra Embajada decidió elegir estos instrumentos de la llamada “diplomacia cultural” para recordar a la Argentina sobre el terrible genocidio de los ucranianos de principios de los años 1930 que todavía es poco conocido en el mundo.

Así, empezamos los eventos conmemorativos la semana pasada con la exposición “Nunca Jamás” en la Honorable Cámara de Diputados de la Nación y concluimos hoy con la muestra del film “Cosecha Amarga” de George Mendeluk, director canadiense de descendencia ucraniana – una de pocas películas no documentales existentes sobre este tema.

Otras películas temáticas – creo que nuestra comunidad las conoce – tales como “Hambre-33” (Голод-33, 1991), “Una vida pequeña” (Маленьке життя, 2008) y “Lazarillo” (Поводиp, 2014) – fueron filmados en Ucrania y lamentablemente, todavía no han logrado tal difusión como “Cosecha Amarga”, que ya fue estrenada oficialmente en más de 50 países.

En los últimos días y semanas la película que vamos a ver ahora, fue mostrada en muchos países del mundo – desde Ucrania, donde el sábado pasado, el Día de la Memoria de las Víctimas de los Holodomores en Ucrania, fue transmitida por una televisión de cobertura nacional, hasta varios países de la Unión Europea, Israel, Sudáfrica y Tailandia, entre otros, donde las embajadas ucranianas organizaron funciones especiales, como la que tenemos hoy en la República Argentina.

Creo que, en nuestros tiempos, cuando la Federación de Rusia, sucesor oficial de la Unión Soviética, sigue desmintiendo el Holodomor hasta como un hecho histórico, los directores como George Mendeluk hacen un trabajo extraordinario, creando una nueva arma en la lucha contra la propaganda ruso-soviética y ayudando a decir la verdad al mundo.

Así lo hizo también otro director del cine, al que quiero recordar hoy, el ucraniano Oleh Sentsov, quien en 2014 fue detenido por las autoridades rusas bajo acusaciones ficticias en la Crimea ocupada, y luego condenado ilícitamente a 20 años de cárcel en Siberia. Los cineastas de muchos países, algunos de renombre internacional, han levantado su voz e hicieron acciones de protesta exigiendo la liberación inmediata de Oleg Sentsov, preso injustamente apenas por su deseo de libertad de creación artística en las condiciones de una dictadura inhumana y cruel que no respeta los valores básicos de la democracia ni los derechos y libertades fundamentales de las personas.

Señoras y Señores,

Más allá de evaluar el valor artístico de la película que vamos a ver, les propongo sumergirse en su atmósfera en las próximas 1,5 horas para comprender mejor la historia de mi país.

La historia que no siempre fue feliz, pero que siempre tenía como el objetivo máximo la verdadera libertad. La libertad para conquistar la independencia y asegurar el desarrollo nacional, la libertad para construir el propio estado democrático, la libertad de palabra y expresión – cosas que parecen básicas en cualquier sociedad democrática.

También la libertad para poder hacer lo que decide el mismo pueblo, y no lo que deciden los regímenes autoritarios, que no se limitan a menospreciar los derechos y libertades del hombre, sino procuran exterminar a pueblos enteros, como fue durante el Holodomor-genocidio.

Por eso necesitamos tales películas, como “Cosecha Amarga” – para hacer la palabra “Holodomor” tan conocida y reconocida en el mundo como el “Holocausto”, y para prevenir la repetición de horribles crímenes de lesa humanidad en el futuro.

¡Gracias por la atención y les deseo una buena sesión!

,

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux