• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Виступ Посла України Ю.Дюдіна на офіційному прийнятті з нагоди 26-го Дня незалежності України (іспанською мовою)
Опубліковано 15 вересня 2017 року о 20:19

Discurso del Embajador de Ucrania en la recepción con motivo de la celebración del 26º Aniversario de la Independencia de Ucrania

(Buenos Aires, Hotel Sofitel, 14 de septiembre de 2017)

  • Excelentísimo Señor Presidente de la Representación Central Ucrania en la República Argentina, Cónsul Honorario de Ucrania en la Provincia de Buenos Aires, Prof. Dr. Pedro Lylyk;
  • Excelentísimo Señor Secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación, D. Claudio Avruj;
  • Excelentísimo Señor Subsecretario de Relaciones Exteriores de la Cancillería Argentina, D. Gustavo Zlauvinen;
  • Excelentísima Señora Subsecretaria de Asuntos de América Latina y el caribe de la Cancillería Argentina, Da. Lila Roldán Vázquez;
  • Сolegas Embajadores y representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en la República Argentina;
  • Excelentísimos Señores legisladores, diputados y senadores de la Nación y de la Ciudad;
  • Señores representantes de la Cancillería Argentina, otros ministerios, autoridades municipales y provinciales;
  • Amigos de nuestra querida comunidad ucraniana en la República Argentina, Damas y Caballeros.

El año 2017 es muy especial para Ucrania y nuestras relaciones con el mundo, en el cual un lugar particular lo ocupa la República Argentina. En el transcurso del presente año, ambos países estamos celebrando dos fechas importantes en nuestra historia común – el 25º aniversario del establecimiento de las Relaciones Diplomáticas y también el 120º aniversario del inicio de la inmigración ucraniana a la República Argentina, una fecha que celebramos oficialmente hace dos semanas en la ciudad de Apóstoles en Misiones, verdadera cuna de la comunidad ucraniana en la tierra argentina. Así que puedo afirmar, sin entrar en exageración, que las relaciones humanas, anteriores a las relaciones diplomáticas oficiales, ya tienen más de un siglo de existencia.

Un siglo – 100 años – es además otra fecha muy importante para Ucrania. Este año celebramos el centenario del inicio de la Revolución Nacional Ucraniana de los años 1917-1921 y, lo que es muy simbólico para mi como para diplomático – de la creación del servicio exterior de Ucrania – por aquel entonces de la República Popular Ucraniana. Fue en 1917 cuando el servicio diplomático y consular ucraniano fue formado como un instituto estatal, muy cercano al entendimiento actual del servicio exterior.

Y es muy significativo que aquel servicio diplomático ucraniano inclusive llegó a tener relaciones oficiales con su homólogo de la República Argentina. Gracias a la participación de las delegaciones de ambos países en la conferencia de paz de París, el 5 de febrero de 1921 Argentina reconoció a Ucrania como estado independiente. De esta manera, la República Argentina se convirtió en el único país latinoamericano en reconocer la República Popular Ucraniana, aceptando establecer relaciones diplomáticas con aquel país.

Desafortunadamente, como sabemos de la Historia, la República Popular Ucraniana no logró resistir y poco tiempo después sucumbió frente al avance de las hordas ruso-bolcheviques, mientras Ucrania volvió a perder su independencia, siendo obligada a formar parte de la Unión Soviética por largos 70 años. Finalmente, después del desmoronamiento del Imperio Soviético hace 26 años, el 24 de agosto de 1991 Ucrania finalmente logró su independencia nacional, tan soñada y anhelada por generaciones de ucranianos a lo largo de muchos siglos.

Durante más de dos décadas que pasaron desde la proclamación de la Independencia, Ucrania ha transformado por completo su sistema político y económico, convirtiéndose en un país libre, democrático y moderno, que está en pleno camino de la integración política y económica con la Unión Europea y la Alianza Atlántica. Hace 3 meses, en reconocimiento a las profundas reformas realizadas en los últimos años, la Unión Europea abolió las visas para la entrada de ciudadanos ucranianos a 30 países europeos, y a principios de este mes entró en vigor, de manera definitiva, el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la UE.

Quiero destacar que cada atributo del Estado Ucraniano - nuestra bandera, nuestro escudo, nuestro himno, nuestro idioma, nuestras fronteras – ahora no son una mera abstracción o una formalidad para el pueblo. Son los marcadores de la identificación ucraniana. Son verdaderos símbolos patrios, de cuya posible pérdida tomamos conciencia a principios de 2014, con el comienzo de la agresión rusa contra nuestro país. La agresión que nos robó temporalmente la península de Crimea, y que en tres años llevó las vidas de más de diez mil ucranianos, entre civiles y militares, haciendo además que más de un millón 700 mil habitantes del Este de Ucrania hayan tenido que abandonar sus hogares para huir de la guerra desatada por Rusia y los terroristas apoyados por ella.

No obstante los enormes sacrificios, estamos dispuestos a seguir luchando por nuestra independencia, nuestro territorio y nuestro pueblo. Y sabemos que no estamos solos en esta lucha. En nombre de Ucrania quiero agradecer especialmente a los embajadores de los países que han condenado la agresión e introducido duras sanciones políticas y económicas contra el país agresor, los cuales nos acompañan hoy en esta celebración. Su apoyo político y diplomático a mi país es uno de los factores más importantes que nos ayuda a contrarrestar la agresión rusa.

Esperamos que del mismo modo unánime esos países democráticos y civilizados apoyen en las Naciones Unidas la iniciativa del Presidente Poroshenko sobre el despliegue de una operación internacional de paz en el Donbás, que Ucrania volverá a presentar ya la próxima semana en la Asamblea General de la ONU. Estamos empeñados a encontrar una solución pacífica al conflicto con Rusia y seguros que con el apoyo del mundo democrático lo podamos conseguir.

 

Volviendo a la importante fecha común mencionada antes – el 25º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas ucraniano-argentinas, quisiera mencionar que durante el último año logramos dar un nuevo impulso a nuestra cooperación bilateral. Así, en septiembre del año pasado, los dos presidentes – Petró Poroshenko y Mauricio Macri – se reunieron en Nueva York al margen de la Asamblea General de la ONU, donde discutieron varios temas bilaterales importantes.

Otro paso importante fue el relanzamiento del mecanismo de consultas políticas entre las cancillerías de los dos países, a nivel de vicecancilleres. La última ronda de dichas consultas fue celebrada en noviembre del año pasado en Kyiv.

En febrero del año corriente los cancilleres de nuestros países se reunieron en Munich.

Intensificamos la cooperación bilateral también en el ámbito parlamentario. Después de la creación de los grupos de amistad en los parlamentos de ambos países, en marzo pasado Buenos Aires acogió una delegación ucraniana encabezada por el Co-presidente del Grupo de Amistad con la República Argentina en el Parlamento Ucraniano.

Se profundiza el intercambio cultural entre los dos países. Si el tango argentino ya es muy conocido y popular en Ucrania, ahora pretendemos mostrar a los argentinos el arte musical moderno ucraniano – el próximo mes actuará en varias salas de Buenos Aires el famoso conjunto “Two Violins”.

 

Y aquí me gustaría hacer énfasis especial en un evento cultural, pero con mucho significado político, que vamos a realizar este domingo en la Biblioteca Nacional Mariano Moreno. Se trata de la inauguración de una Biblioteca Ucraniana en la Biblioteca Nacional como respuesta al desmantelamiento de la Biblioteca Ucraniana en Moscú hace varios meses. Quiero expresar mi sincero agradecimiento al Sr. Director de la Biblioteca Nacional, D. Alberto Manguel, quien está hoy con nosotros, por esta excelente iniciativa.

 

Sobre esta base política y cultural que acabo de mencionar, ahora el objetivo que nos planteamos es intensificar nuestra cooperación en otras áreas del interés mutuo. Debemos mantener y desarrollar esta dinámica positiva, y las delegaciones empresariales ucranianas que visitaron Argentina este año han confirmado la existencia de un gran potencial de cooperación, tanto en áreas tradicionales como en las de altas tecnologías, en muchas de las cuales – de la aeronáutica y aeroespacial a la industria energética y de defensa, Ucrania ocupa un lugar de destaque en el mundo. Estamos dispuestos a compartir nuestras tecnologías y experiencia con los socios argentinos.

 

¡Damas y Caballeros!

Estoy seguro que podemos ayudarnos mutuamente como lo hicieron nuestros antepasados hace 120 años, cuando el primer grupo de inmigrantes ucranianos llegó al territorio misionero.

La numerosa comunidad ucraniana que en su tiempo encontró en la Argentina su segunda Patria e hizo un aporte considerable al desarrollo socioeconómico de la Nación Argentina, siempre acompañaba muy de cerca todos los acontecimientos en Ucrania y apelaba a las autoridades argentinas por el apoyo y respaldo de nuestro país. Gracias a los esfuerzos de la comunidad ucraniana, los argentinos, a lo largo del siglo pasado, cuando todavía no existía una Ucrania independiente, tenían una idea clara sobre los valores culturales, históricas y espirituales de la milenaria Nación Ucraniana.

Como dijo recientemente el Presidente de Ucrania Petró Poroshenko durante el acto de celebración del 50º aniversario de la creación del Congreso Mundial de los Ucranios: “Uds [la comunidad ucraniana en el exterior] son una fuerza potente y confiable, que muy lejos de las fronteras de Ucrania defiende los intereses políticos, económicos y culturales de nuestro estado. Estamos unidos en el deseo del bienestar para nuestro pueblo y dispuestos a trabajar juntos para lograr nuestro objetivo supremo”.

 

En este sentido, quiero agradecer a la vez a la Argentina y a la colectividad ucraniana presente aquí. A la Argentina – por la acogida de los ucranianos y sus descendientes en su territorio, por la hospitalidad y las posibilidades de desarrollarse. A la colectividad ucraniana la quiero agradecer por su apoyo consistente e incondicional a la patria de sus antepasados y por la preservación de la identidad nacional. Nunca me canso de expresar mi admiración por el hecho de que Uds hayan logrado preservar, a través de los años, nuestra autoctonía y originalidad, enriqueciendo a la vez la diversidad cultural de la Argentina. 

Estoy convencido de que los estrechos vínculos históricos de amistad entre nuestros dos pueblos y las complementariedades entre los dos países que se han puesto de manifiesto a lo largo de los últimos veinticinco años, nos aconsejan seguir perseverando en la profundización de relaciones de toda índole para el beneficio mutuo.

La República Argentina ha sido siempre el primer socio de Ucrania en toda América Latina – empezando con las primeras instalaciones ucranianas en la región hace 120 años y el establecimiento de relaciones diplomáticas en 1921 y en 1992, hasta la preservación y el desarrollo de la cultura y la identidad ucraniana en el continente suramericano. Debemos mantener este alto nivel y avanzar juntos hacia nuestro futuro común.

¡Muchas gracias y Слава Україні!

 

,

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux