• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Відкритий лист Посла України в Аргентині Юрія Дюдіна: «Російська провокація в Криму: які цілі переслідує Кремль?» (іспанською мовою)
Опубліковано 11 серпня 2016 року о 23:27

PROVOCACIÓN RUSA EN CRIMEA:

¿QUÉ OBJETIVOS PERSIGUE EL KREMLIN?

La “denuncia” de los servicios de inteligencias rusos, publicada el 10 de agosto, sobre la supuesta frustración de una serie de ataques terroristas presumiblemente preparados por agentes especiales de Ucrania en el territorio de la península de Crimea, ilegalmente anexionada por Rusia en 2014, hizo mucha resonancia en los medios mundiales. La respuesta de las autoridades ucranianas no se hizo esperar.

Desde el Presidente Petro Poroshenko, la Cancillería Ucraniana, el Ministerio de Defensa, hasta el Secretario de Consejo de Seguridad y Defensa de Ucrania y muchas otras entidades públicas desmintieron de manera categórica las falsas acusaciones rusas llamándolas de provocación y una tentativa de desviar la atención de la opinión pública mundial de los desmanes de las autoridades de ocupación rusas en Crimea, así como de la militarización acelerada de la península y del deterioro considerable de los derechos humanos de los habitantes de la misma, en primer lugar, de los tártaros y de los ucranianos étnicos que se oponen a la agresión rusa.

“Ucrania no intenta apoderarse ni recuperar por fuerza su territorio” – esa fue la tónica principal de las declaraciones de las autoridades ucranianas en las que se hizo hincapié que Ucrania que está combatiendo el terrorismo ruso y de las milicias pro-rusas en el Este de su territorio, condena vehementemente todas las manifestaciones de este mal internacional. El vocero de la Presidencia de Ucrania confirmó que “ningún funcionario de la inteligencia militar ucraniana había sido detenido en la Crimea ocupada. Esas acciones del Kremlin fueron emprendidas para desacreditar Ucrania, hacer fracasar los acuerdos de Minsk y preparar el terreno para la ulterior escalada del conflicto en el Este ucraniano”.

Dicha posición fue apoyada por la Unión Europea, los EEUU y otros socios de Ucrania, los cuales, a través de sus representantes oficiales, declararon no poseer ningún tipo de hechos o pruebas que puedan corroborar las declaraciones rusas. El Canciller de Lituania Linas Linkevičius expresó la opinión que el actuar de Moscú se asemeja mucho a los métodos de la famosa KGB (policía política de los tiempos soviéticos) cuando el agresor trataba de endosar la responsabilidad de sus crímenes sobre la víctima de su agresión.

Tomando en cuenta la gravedad de la situación, la Misión permanente de Ucrania ante las Naciones Unidas solicitó que se realicen de urgencia las consultas en el Consejo de Seguridad y no descarta la convocatoria de una reunión especial del Consejo para discutir las provocaciones rusas.

En estas circunstancias, uno puede preguntarse cuál es el real motivo que está por detrás de las falsas e histéricas “acusaciones” de Rusia y del propio Presidente Putin, cuando ya fue confirmado que la mayoría de los “agentes subversivos” detenidos por fuerzas de seguridad de Crimea, son habitantes locales de la Península, y algunos inclusive tienen pasaportes rusos.

De hecho, las razones de esta provocación, según analistas internacionales, pueden ser múltiples. Algunos medios occidentales, como “The Economist” hacen la suposición de que el Kremlin podría estar interesado en atizar el conflicto en Ucrania en víspera de las elecciones parlamentarias en Rusia que tendrán lugar el 18 de septiembre próximo. El retorno del tema del conflicto al primer plano de la propaganda moscovita puede servir para distraer la opinión pública rusa de los reales problemas internos que está atravesando el país.

El diario británico “The Guardian” hace referencia a la posible voluntad de Putin de aprovecharse de la situación para lograr el aflojamiento de sanciones internacionales que están afectando seriamente la debilitada economía rusa. Otro objetivo, según el mismo medio, podría ser la preparación del terreno para una incursión local de tropas rusas en el territorio del sur de Ucrania para crear un “corredor terrestre” del Cáucaso del Norte hacia la península de Crimea.

Pero al mismo tiempo, la mayoría de especialistas en política internacional coincide en que Moscú que ha demostrado total falta de voluntad para cumplir con sus compromisos asumidos en el ámbito de los acuerdos de paz de Minsk, está aplicando todos los esfuerzos para hacer fracasar dichos acuerdos tratando de cargar la culpa a la parte ucraniana.

Sean cuales fueren los verdaderos motivos que están en el origen de esta provocación, una cosa es cierta: toda la comunidad internacional debe aumentar la presión sobre la Federación de Rusia para que la misma retorne al cauce del derecho internacional, especialmente en lo que se refiere al respeto de la soberanía, la integridad territorial de Ucrania y los derechos humanos. Según declaró el Presidente Poroshenko, “Ucrania pretende restablecer su integridad territorial y soberanía, así como lograr el fin de la ocupación de Crimea, exclusivamente por medios políticos y diplomáticos”.

Estamos seguros de que las recientes provocaciones del Kremlin en Crimea no desviarán la atención de la comunidad mundial de la continua agresión rusa en Donbas y en Crimea, así como del hecho de financiamiento del terrorismo que se ha convertido en una parte integral de la política del Estado de Rusia.

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux