• A-
    A+
  • Людям із порушенням зору
  • Українською
  • Español
Виступ Посла України в Аргентині Юрія Дюдіна на відкритті фотовиставки, присвяченої 30-им роковинам Чорнобильської трагедії
Опубліковано 23 квітня 2016 року о 00:00

Tragedia de Chornobyl: 30 años después

(Buenos Aires, 22 de abril de 2016)

¡Estimados señores y señoras, colegas del cuerpo diplomático, dirigentes de la Representación Central Ucrania y las asociaciones de la colectividad ucraniana, amigos y amigas!

Hoy nos reunimos en esta sala para conmemorar el trigésimo aniversario de la mayor catástrofe nuclear en la historia de la humanidad. Ante todo quiero proponerles rendir homenaje a todas las víctimas de esta tragedia con un minuto de silencio. Gracias.

Hace 30 años Ucrania sufrió el desastre nuclear que fue el mayor en la historia del mundo por la magnitud de la contaminación ecológica, la repercusión negativa sobre la salud, las condiciones económicas y la vida cotidiana de la población. La nube radioactiva atravesó la parte europea de la ex Unión Soviética, la mayor parte de Europa y llegó hasta la parte oriental de los EEUU. Un 60 por ciento de las sustancias radioactivas se precipitaron en el territorio de la vecina República de Belarús que fue la primera en sentir el efecto de la radiación.

El accidente causó la contaminación de más de 145 mil kilómetros cuadrados del territorio y 5 mil ciudades y pueblos en Belarús, Ucrania y Rusia. Más de 5 millones de personas sufrieron a causa de las consecuencias del accidente. En Ucrania prácticamente no hay ni una familia que no haya sentido el efecto nefasto del “genio atómico escapado de la botella”.

¿Que significa Chornobyl para Ucrania hoy? No es apenas una tragedia nacional. Es una gran responsabilidad. Ucrania sufrió en su propia experiencia todos los horrores de la catástrofe nuclear. Nosotros vimos con nuestros propios ojos a jóvenes soldados de 18 años que recogían con palas el grafito radioactivo del techo del reactor, a los recién nacidos con horrorosas mutaciones y malformaciones; muchos de nosotros hemos tenido a parientes muertos por cáncer de tiroides u otra enfermedades provocadas por la radiación.

Por todo eso Ucrania tiene la obligación moral de hacer llegar a la comunidad internacional toda la verdad acerca de Chornóbyl, advertir y sensibilizar al mundo sobre el peligro de uso irresponsable de la energía nuclear.

La gravedad de las secuelas de la Catástrofe obligó a Ucrania a invertir enorme cantidad de recursos financieros para eliminar o por lo menos atenuar las consecuencias. Pero es evidente que las pérdidas humanas y los sufrimientos de miles de personas no tienen costo.

Ucrania no está sola en esta lucha. La dimensión del accidente que trascendió las fronteras geográficas hizo necesaria una acción conjunta de muchos países y organismos internacionales para evitar la propagación ulterior de la radiación, para convertir el llamado “Shelter” o “sarcófago” alrededor del reactor colapsado que fue construido con mucho esfuerzo y abnegación en los primeros meses después del accidente, en un sistema ecológicamente seguro.

Ucrania valora altamente el apoyo constante, por parte de la ONU, la OSCE y la Unión Europea, así como de los 44 países-donantes del “Fondo de Chornobyl”, para la captación de asistencia internacional para superar las secuelas de la catástrofe y retornar a la vida normal en los territorios afectados. Entre los principales donantes quiero mencionar a la Comisión Europea, EEUU, Francia, Alemania, Gran Bretaña y el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD).

---------------------

La exposición fotográfica que estamos inaugurando hoy está simbólicamente dividida en varias partes donde se puede comparar el aspecto de la Central nuclear y la vida pacífica de sus trabajadores y de la población local antes de la tragedia, las destrucciones causadas por las explosiones y los momentos del combate contra el incendio en el reactor, la evacuación precipitada de los habitantes de Prypiat que no sabían en aquel momento que estaban dejando sus hogares para siempre, y finalmente las nefastas consecuencias de la radiación nuclear sobre las personas, infraestructura urbana y el medio ambiente. Hasta ahora tenemos una zona de exclusión de 30 km de radio alrededor de la central donde está prohibido vivir y realizar actividades productivas. Y las fotos más impactantes tal vez son las de la ciudad fantasma de Prypiat, abandonada por sus habitantes que sigue siendo un siniestro recordatorio de la Catástrofe que sobrevivimos.

Ahora les propongo ver un corto documentario que relata en castellano la historia y las causas del accidente, así como muestra la lucha y las secuelas que nos dejó Chornobyl. Para los que se interesan por conocer más detalles, tenemos preparado un cartel con la información específica que pueden consultar.

,

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux