Declaración del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania sobre la implementación de los acuerdos de Minsk
02 marzo 2016 15:37

El 20 de febrero de 2014, al lanzar una agresión armada contra Ucrania, la Federación de Rusia ocupó la República Autónoma de Crimea y la ciudad de Sebastópol. Hoy en día, esta agresión continúa en el Donbás.

Desde el inicio de la agresión, más de 2 600 militares ucranianos han fallecido y más de 9 mil resultaron heridos. Apenas en los dos últimos meses de 2016, las posiciones ucranianas fueron atacadas más de 2 500 veces, como resultado de esos ataques 12 militares fallecieron y más de 150 resultaron heridos.

Durante esos años de la agresión, en el Donbás se ha formado un ejército de cuarenta mil efectivos bajo el mando de oficiales rusos, equipado y financiado por la parte rusa. Este ejército está equipado con armas modernas rusas: artillería pesada y sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes Grad BM-21, Tornado y TOS-1 Buratino, medios de comunicación cifrada y vigilancia (sistemas electrónicos militares Rtut-BM, Shypovnik-Aero, Leer 2, 1RD257 Krasukha 4), sistemas de misiles antiaéreos Buk (SA-11 Gadfly), Strela (SA-13 Gopher), Pantsir (SA-22 Greyhound). Actualmente este ejército posee unos 470 tanques, 870 vehículos blindados, 450 sistemas de artillería, 190 lanzacohetes múltiples. Además, Rusia utiliza las armas prohibidas como misiles con cabeza principal de casete (9M55K) y minas antipersonales (PMN-2, MON-50).

Por su turno, Ucrania cumple consecuentemente sus obligaciones de seguridad, de la naturaleza política, humanitaria y socioeconómica, es decir: cesó el fuego, aseguró el acceso completo de la Misión Especial de Observación de la OSCE; presentó su visión sobre las modalidades de realizar las elecciones locales en el territorio de los distritos ocupados de las regiones de Donetsk y Lugansk de conformidad con los acuerdos de Minsk, los estándares internacionales y la legislación ucraniana; al adoptar en primera lectura el proyecto de ley sobre las enmiendas a la Constitución de Ucrania, emprendió pasos importantes hacia la solución política.

El Gobierno de Ucrania continúa el suministro de gas natural y electricidad a los territorios controlados por las milicias, así como sigue pagando las pensiones y otras asignaciones sociales a los ciudadanos de Ucrania en los territorios ocupados del Donbás. Bajo constantes bombardeos, los especialistas ucranianos restauran la infraestructura, las tuberías de gas y agua dañadas, líneas de transmisión eléctrica con el fin de asegurar las necesidades de la población civil.

Rusia no ha cumplido ninguno de sus compromisos asumidos en el ámbito de los acuerdos de Minsk.

Rusia y los militantes controlados por ella continúan realizando provocaciones militares, incluyendo con el uso de armas, que debieran ser retiradas bajo el control y monitoreo de la OSCE – sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes, artillería autopropulsada, morteros de calibre de 82 y 120 milímetros. Las tropas rusas en el Donbás siguen haciendo libremente la rotación, el entrenamiento y suministro a través de los tramos de la frontera estatal que están fuera de control.

La Misión Especial de Observación de la OSCE no tiene un acceso pleno, seguro y libre a todos los territorios controlados por Rusia y los terroristas pro-rusos. No se han registrado cambios positivos en el acceso de la Misión de la OSCE a la frontera y el establecimiento de una zona de seguridad, lo que está previsto en los acuerdos de Minsk, para el cese y la prevención del suministro de armas y tropas a Ucrania.

Rusia y sus títeres impiden de forma permanente la liberación de más de 130 rehenes ucranianos, manteniéndolos en condiciones inhumanas, sometiendo a torturas y amenazando con la pena de muerte de acuerdo con el Código Penal de la URSS.

Rusia continúa la persecución política de los ciudadanos de Ucrania y se niega a liberar a los presos políticos Savchenko, Sentsov, Kolchenko y otros, que están detenidos ilegalmente en Rusia.

La Federación de Rusia y las milicias bloquean las entregas de ayuda humanitaria ucraniana e internacional a la población civil y obstaculizan sistemáticamente las actividades de las organizaciones humanitarias internacionales, incluyendo la Cruz Roja.

Ucrania exhorta a todos los estados miembros de la ONU que exijan a la Federación de Rusia que cumpla con sus obligaciones de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, cumpla plenamente los acuerdos de Minsk y cese inmediatamente todos los actos de agresión contra Ucrania.

Llamamos a la comunidad internacional que ejerza la máxima presión sobre Rusia y mantenga las sanciones hasta que el Donbás y Crimea sean desocupados y la integridad territorial y la soberanía de Ucrania sean recuperadas.

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux