Comentario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania sobre la publicación del Octavo informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU sobre la situación con los derechos humanos en Ucrania
16 diciembre 2014 16:18

El 15 de diciembre corriente el Secretario General Adjunto de la ONU para los Derechos Humanos Ivan Šimonovič, quien se encuentra con una visita en Ucrania, presentó el Octavo informe de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACDH) sobre la situación con los derechos humanos en nuestro país. El documento ha sido preparado según los resultados del trabajo de la Misión de monitoreo sobre los derechos humanos de la ONU (MMDH) en el período del 1 al 30 de noviembre de 2014, pero en realidad este documento abarca todo el período desde el inicio de las actividades de la MMDH en Ucrania el 15 de marzo pasado.

El documento presenta una evaluación bastante objetiva de la situación general en Ucrania. Pueden considerarse aspectos positivos del trabajo de la preparación del Informe los siguientes: la presentación de los pasos emprendidos por las autoridades ucranianas, incluido en el nivel legislativo, para mejorar la protección de los derechos humanos; una fijación más precisa (prácticamente en el primer párrafo substantivo) de la influencia del factor externo sobre la agravación de la situación en el Sudeste de nuestro país; el papel de la Federación de Rusia en la escalada de la situación en el Este de Ucrania, en particular, el suministro de armamentos, incluidos los pesados, a formaciones militares ilegales; el reconocimiento del importante papel del control sobre la frontera ucraniano-rusa para la estabilización de la situación.

Se constata que los territorios de las regiones de Donetsk y Lugansk que están bajo control de los terroristas continúan viviendo sin ley y orden, allí continúa la práctica de asesinatos, secuestros para recibir el rescate, torturas, el trabajo forzado y otras violaciones severas de los derechos humanos perpetrados por los miembros de las formaciones armadas ilegales con el apoyo de un gran número de militantes extranjeros.

En Crimea continúan las persecusiones de los habitantes que no apoyan la ocupación rusa. Esto se refiere especialmente a los tártaros de Crimea, ucranianos étnicos, comunidades religiosas, en particular, los musulmanes así como los fieles de la Iglesia ortodoxa ucraniana del Patriarcado de Kiev, las iglesias greco-católica y católica romana. El Gobierno ruso ha establecido en los territorios ocupados una cuota de autorizaciones para la permanencia temporal en el territorio de Crimea para los extranjeros y apátridas, la cual constituye apenas 1900 autorizaciones. Esto crea problemas adicionales para los habitantes de Crimea que no desean obtener la ciudadanía del país ocupante. Las autoridades autoproclamadas continúan la expropriación ilegal de los bienes que pertenecen a personas físicas o empresas relacionadas con la parte continental de Ucrania.

Las recomendaciones de la OACDH para las autoridades autoproclamadas de Crimea y las de-facto autoridades de ocupación rusas subrayan la importancia de la implementación de lo estipulado en la Resolución de la Asamblea General de la ONU 68/262 “Sobre la integridad territorial de Ucrania” con el fin de, entre otras cosas, cumplimiento de la legislación ucraniana en la península, el fin de persecusión de los tártaros de Crimea, la inadmisibilidad de las limitaciones de la libertad de expresión, así como la necesidad de una investigación de los asesinatos y desapariciones de activistas de Crimea, el acceso de observadores independientes en el área de los derechos humanos al territorio de la República, incluida la posibilidad del despliegue en Crimea de la oficina de representación de la Misión de monitoreo sobre los derechos humanos de la ONU en Ucrania.

Al mismo tiempo, la Cancillería Ucraniana ha llamado la atención de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU sobre alguas deficiencias de ese documento. Al Octavo informe de la OACDH, al igual que a los anteriores, le falta el acento sobre las causas principales de la deterioración del estado de la protección de los derechos humanos en Ucrania que son la ocupación y la anexión de Crimea por parte de la Federación de Rusia y la actividad subversiva de ese país dirigida a la desestabilización de la situación en las regiones del Este y Sur de nuestro país.

Notamos también la publicación de datos inaveriguados de “algunas” fuentes sobre supuestas violaciones de los derechos humanos y del derecho humanitario por parte de militares ucranianos. Al mismo tiempo, en muchos casos no se lleva en consideración el derecho legítimo de Ucrania para proteger su independencia, soberanía e integridad territorial.

Está nuevamente ausente la información sobre el envío regular en los últimos tiempos de los llamados “convoys humanitarios” por la Federación de Rusia a los territorios de Ucrania temporalmente bajo control de los terroristas, después de los cuales se intensifica considerablemente la actividad de grupos armados ilegales. No se menciona tampoco el hecho de que este proceso se realiza de manera poco transparente y en violación de normas internacionales y de la legislación ucraniana.

Se presta poca atención al destino de los ucranianos que fueron secuestrados y sacados clandestinamente de Ucrania por servicios especiales rusos, y los que ahora se encuenran ilegalmente detenidos en Rusia – tales como Nadiia Savchenko, Oleh Sentsov, Oleksandr Kolchenko, entre otros. La Misión no toma en cuenta la declaración de Nadiia Savchenko y sus defensores en la que ella se considera prisionera de guerra; tampoco menciona el hecho de que los tribunales rusos, otras autoridades competentes de Rusia no han realizado ningunas acciones para verificar su estatuto; que a los abogados de N.Savchenko – M.Feygin y N.Polozov – en los procedimientos de instrucción les fue obstaculizada la comunicación confidencial con ella que está garantizada por la legislación rusa.
El hecho de que el informe está dedicado a la observación de los derechos humanos en Ucrania no puede servir de justificación del silencio de los órganos de derechos humanos de la ONU sobre la humillación a la que fueron sometidos ciudadanos ucranianos por parte de la Federación de Rusia y la violación grosera de sus derechos.

Expresamos la esperanza sobre un esclarecimiento mucho más completo de los factores no solamente internos sino también externos que afectan el desarrollo de la situación en el Este de Ucrania y en la República Autónoma de Crimea.

Estamos agradecidos a la Misión por las recomendaciones que tienen por objetivo mejorar el estado de la protección de los derechos humanos en nuestro país. La Parte Ucraniana está dispuesta a desarrollar y profundizar la cooperación con la OACDH con este fin. Esto está confirmado, en particular, por la iniciativa de Ucrania de prorrogar el mandato de la Misión de monitoreo de la ONU para los derechos humanos para el siguiente período trimestral, o sea hasta el 15 de marzo de 2015, así como el proceso activo de la elaboración de la Estrategia Nacional en el área de derechos humanos, que está siendo realizado con la participación de los expertos de la ONU, del Consejo de Europa y de la sociedad civil.

Outdated Browser
Для комфортної роботи в Мережі потрібен сучасний браузер. Тут можна знайти останні версії.
Outdated Browser
Цей сайт призначений для комп'ютерів, але
ви можете вільно користуватися ним.
67.15%
людей використовує
цей браузер
Google Chrome
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
9.6%
людей використовує
цей браузер
Mozilla Firefox
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux
4.5%
людей використовує
цей браузер
Microsoft Edge
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
3.15%
людей використовує
цей браузер
Доступно для
  • Windows
  • Mac OS
  • Linux