Embajada de Ucrania en la República Argentina

, Kyiv 07:38

Declaración del MAE de Ucrania relativo a la celebración en la Federación de Rusia de la parte final de la Copa Mundial de Fútbol

15 mayo, 15:12

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania recomienda con insistencia a los ciudadanos ucranianos a abstenerse de los viajes a la Federación de Rusia para asistir a los juegos de la parte final de la Copa Mundial de Fútbol, que tendrá lugar entre los 14 de junio y 15 de julio de 2018.

La permanencia de los ciudadanos ucranianos en el territorio de la Federación de Rusia está relacionada con serias amenazas para la seguridad personal. Las autoridades policiales y estructuras represivas rusas recurren a detenciones y acusaciones de las actividades del espionaje o terrorismo, cometen otras acciones provocativas contra los ucranianos. En violación de sus obligaciones bajo la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares de 1963, Rusia recurre a la práctica vergonzosa de limitación o prohibición completa del acceso de los cónsules y abogados a los ciudadanos ucranianos detenidos. Las posibilidades de la protección consular de los ciudadanos de Ucrania en el territorio del estado agresor de momento están limitadas.

La instigación del estado de ánimo anti-ucraniano por las fuerzas de la propaganda del Kremlin es un factor de riesgo para la permanencia de los ciudadanos ucranianos en el territorio de la Federación de Rusia. Cualquier demonstración de su pertenencia a Ucrania puede provocar una agresión deliberada de parte de las agrupaciones de fans rusos, la mayoría de los cuales no ocultan su actitud hostil hacia los ucranianos.

La Cancillería ucraniana también ha llamado a los socios extranjeros a boicotear en el nivel político la parte final de la Copa Mundial de Fútbol en el territorio de Rusia. Consideramos que la abstención del envío de las delegaciones oficiales a la Federación de Rusia será una manifestación importante de la solidaridad internacional en la no aceptación de la política agresiva rusa y de la ejecución de los crímenes contra los derechos humanos, así como de la eficacia de nuestras obligaciones del respeto de los principios y las normas del derecho internacional.