Ministerio de Relaciones Exteriores de Ucrania

, Kyiv 01:33

Declaración del MAE de Ucrania con motivo del aniversario de la firma del Memorándum de Budapest sobre Garantías de Seguridad con respecto a la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación Nuclear

05 diciembre, 20:20

El 5 de diciembre de 1994 el Reino Unido, los EEUU y Rusia firmaron el Memorándum sobre Garantías de Seguridad con respecto a la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación Nuclear (Memorándum de Budapest).

Bajo las condiciones de la desintegración de la URSS y las amenazas globales a la seguridad y el régimen de no proliferación, relacionadas con el gran potencial nuclear soviético, Ucrania ha hecho un aporte único a la causa común del desarme nuclear y la estabilidad.

La agresión armada rusa contra Ucrania es una violación flagrante del derecho internacional y las cláusulas del Memorándum de Budapest. En relación con la renuncia de Ucrania del arma nuclear, en el Artículo 2 Rusia se comprometió de abstenerse de la amenaza de la fuerza o del uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de Ucrania, así como ofreció obligaciones, bajo el derecho internacional, de nunca utilizar cualesquiera de sus armas contra Ucrania.

Tal comportamiento del estado nuclear representa una amenaza al régimen de no proliferación nuclear en general, lo que se siente especialmente en las condiciones del chantaje nuclear y provocaciones por parte de la RPDC.

El ofrecimiento, por los estados nucleares, de las garantías de seguridad a Ucrania mediante la firma del correspondiente documento jurídico internacional, el Memorándum de Budapest, fue la condición necesaria con la cual el parlamento ucraniano dio la luz verde a la adhesión de Ucrania al Tratado de No Proliferación Nuclear del 1º de julio de 1968. Ucrania ha considerado y sigue considerando tales garantías como una premisa básica para la adhesión ucraniana al Tratado mencionado.

Ucrania aprecia mucho las acciones de los EEUU, el Reino Unido y Francia, que confirman de hecho su apoyo a la integridad territorial y la soberanía de Ucrania, condenan la actitud ilícita de la parte rusa, toman medidas en respuesta a la agresión de la Federación de Rusia contra Ucrania. Estamos seguros que el reforzamiento del apoyo político con la ayuda práctica en materia de fortalecimiento de capacidad defensiva de Ucrania a través del suministro de las armas letales debe ser una respuesta eficaz a la creciente amenaza rusa a la seguridad. Esto confirmará el total apego de los estados firmantes del Memorándum de Budapest a las obligaciones asumidas, así como reforzará la arquitectura de seguridad europea, cuya parte integrante es el referido Memorándum.

Ucrania sigue considerando el Memorándum de Budapest como una importante herramienta política y jurídica internacional para garantizar la seguridad de Ucrania por parte de los EEUU, el Reino Unido, Francia y la República Popular China, así como insta a Rusia a cumplir con sus obligaciones de manera cabal y completa.